Sunday, May 13, 2007

De vuelta envuelto en vueltas

Conectados para que?
Si todo el tiempo soy yo el que habla, el que dice, el que siente. Eso no es conexión, solo es intento de enlace.
Supe ser el perfume de una rosa, una rosa me eligió como su perfume, y hoy solo huelo a nada, la nada del vacío.
Estoy empecinado con ganarte por cansancio, pero ya me estoy cansando yo. Se ve que ni mis certezas son tan ciertas, ni mi constancia tan implacable.
Tu hielo se endurece con mi fuego, y el agua que lleva mis sueños, no puede mojar las costas de tu destino.
Y siento como si todo se cayera, que el viento se queda sin aliento. Que las alas no pueden agitar, las hojas de este otoño, que apenas si se mueven, con lágrimas que caen del cielo.
Que perdido quedó todo, que pasó con lo que pasaba. Ya no te gusta lo que te gustaba, en cada nota desesperada, por ganarse un lugar en tu alma inquieta, que no sabe de compasión por mis suspiros.
Que lejos está mañana, si ayer ni siquiera es un recuerdo. Y que cerca esta tu cama, de mis deseos más enteros.
Hoy no me gusta nada de vos, pero que débil soy al verte. Tanto que me pierdo y caigo en el lugar que menos me conviene.
Ese abismo que se llama “volver a querer tenerte”.
Saludos
W.
PD: Hay un bolero hermoso que se llama " Vete de mi", lo recomiendo

2 comments:

Psychofolle said...

q bueno lo q escribiste... sentirlo propio y sentir lo propio... esto de ganar por cansancio pero, paradójicamente, cansarse de un@... ´
buenísimo. gracias

p i a c o n e c t a said...

Demasiado este llanto... para una blogger tan débil, que eligió la misma plantilla para un zapato que ya no le va.